Local, Noticias — 12 marzo, 2018 10:40 am

Cajamarca sigue atenta la búsqueda del psicólogo en Marcahuasi

Publicado por

Profesional trabaja en el centro de salud de Pachacutec.

Cajamarca.- Los cajamarquinos, sobre todos los amigos y pacientes que conocen al psicólogo Marco Antonio Dávila Marquina (35), sigue de cerca todas las noticias de su búsqueda en la zona arqueológica de Marcahuasi, en San Pedro de Castra, en la sierra Lima.
Su desaparición se produjo cuando, a mitad del camino, su esposa, Judith Marín Aliaga, y sus dos pequeños hijos, decidieron descansar un momento; sin embargo, Marco decidió avanzar solo a una zona más alta. Eran, aproximadamente, las 11.30 am.
Preocupada, luego de una hora y media sin que Marco regresara, Judith Marín optó por regresar a la comunidad más cercana e informar esta situación a los padres de Marco, quienes actualmente viven en el distrito de Moche. “Ya se hizo la denuncia respectiva, pero se requiere personal de alta montaña para que puedan ir a su rescate y ubicarlo lo más pronto posible”, aseguró su cuñado Carlos Quiroz.
Marco Dávila trabaja en el puesto de salud de Pachacutec en la ciudad de Cajamarca y estaba de vacaciones fue con su esposa e hijos a Pucallpa y de retorno optaron por visitar las ruinas de Marcahuasi, donde sucedió lo que no esperaban de su agradable viaje.

LA NEBLINA

La densa niebla en la zona dificulta a los policías de rescate y comuneros, poder hallar al psicólogo que labora en el centro de salud de Pachacutec en la ciudad de Cajamarca.
Su esposa y sus menores hijos con quienes participaba de unas vacaciones le perdieron el rastro cuando se alejó en la densa neblina por el afán de querer lograr unas fotografías.
Comuneros se han sumado a las acciones de búsqueda.

150 comuneros se han sumado a la búsqueda del psicólogo, pero se requiere de expertos en alta montaña.








  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks