Local, Noticias — 4 diciembre, 2017 9:49 am

CASO EDITA: El escalofriante testimonio del asesino

Publicado por

Alejandro Herrera Flores, principal implicado en el crimen de Edita Cueva Zamora confesó que la mató a puñetes y quemó el cuerpo.

Cajamarca.- Los ronderos comparten un video del escalofriante interrogatorio  a Alejandro Herrera Flores, donde confiesa haber asesinado y quemado el cuerpo de su nuera Edita y sus dos menores hijos, luego llevó los cuerpos al lugar denominado San Antonio en la comunidad de Tual  donde procedió a  incinerarlos.

Un primer testimonio permitió la ubicación de los restos de la mujer con sus dos menores hijos de uno y cuatro años que desaparecieron hacía más de dos meses. Sus restos calcinados fueron encontrados en el preciso lugar donde confesó el homicida.

“(Edita) les iba a decir a sus familiares (que convivíamos) La mate con puñetes a las 8 de la noche, a las 10 los lleve a quemar con gasolina, demoré hasta las doce. La relación que tuvimos la aceptamos ambos, pero la gente decía, ella iba a decir a sus familiares, por eso la mate”, confesó el homicida.

Herrera permanece en poder de los ronderos en Bambamarca que exigen resultados inmediatos de las muestras llevadas por los peritos en criminalística para su análisis en la ciudad de Lima.

Los ronderos se felicitan de haber anticipado el esclarecimiento del caso antes que las autoridades competentes, confiaban que estaban por el camino correcto para esclarecer el caso cuando intervinieron a los familiares del homicida.

Edita había sido abandonada por su pareja, justamente el hijo del confeso autor de su muerte.

Los ronderos siempre manejaron la tesis que durante la convivencia, el suegro habría abusado de su nuera hasta dejarla embarazada y cuando ella lo amenazó con denunciarlo, Alejandro Herrera habría decidido desaparecerla.

 


Imágenes/Rondas Campesinas Maygasbamba







  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks