Local, Noticias — 1 diciembre, 2017 8:57 pm

Caso Edita: Testigo delata a su padre ante ronderos 

Publicado por

Lo conducen a confrontar con Alejandro Herrera para dar con el cuerpo de la desaparecida mujer y sus dos menores hijos.

Cajamarca. El caso de la prologada desaparición de Edita Cueva Zamora y sus dos menores hijos parece estar llegando al punto de esclarecimiento, hoy uno de los hijos del principal sospechoso Alejandro Herrera Flores dio un valioso testimonio ante los directivos de las bases ronderiles que investigan el caso.

Según el testimonio dado públicamente por Valdemar Herrera Cueva la mujer habría sido asesinada junto a sus dos hijos por su propio suegro Alejandro Herrera Flores.

“El alma está que me espanta. Edita ya se fue a otro mundo y sus hijos también”, es lo que le habría confesado Valdemar a su hijo que hoy lo delató ante las rondas y manifestó que silenció todo debido a que su padre lo amenazó de muerte.

También confesó que su padre le dio la misión de quemar la ropa de los desaparecidos, la misma que hoy entregó a los ronderos.

Valdemar confesó que cierta vez escuchó en la combi los rumores que su padre mantenía una relación amorosa con su cuñada Edita.

Hoy una nutrida cantidad de ronderos de las bases de las comunidades de Quilish 38, La Ramada, Yun Yun, C.P Tual, Pacopampa y Rondas Urbanas de Cajamarca se movilizaron para dar con ela ubicación de los cuerpos. En algún momento corrió la noticia del hallazgo, pero hasta el cierre de la presente edición no se ha confirmado ninguna ubicación.

Los ronderos decidieron confrontar al testigo con su padre Alejandro Herrera Flores de 49 años de edad natural del Centro Poblado de Tual, para que confiese el posible crimen y el paradero de los cuerpos.

DATOS  

Alejandro Herrera tendría antecedentes con prisión efectiva por el delito de violación sexual a una menor de edad.







  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks