Local, Noticias — 7 agosto, 2019 9:01 pm

“Casi matan a nuestro bebé que está en camino”

Publicado por

Joven pareja denuncia ante fiscal a ginecólogo por presunta negligencia médica.

Cajamarca.- Estuvieron a punto de aceptar la recomendación de un ginecólogo que les aconsejó dos pastillas abortivas, sino hubieran contrastado con otro galeno de una clínica particular que les dio un diagnóstico esperanzador de la vida del bebé que esperan, su decisión hubiera sido fatal.

Miguel Angel Orellano Zevallos y Wileiny Zadiana Corro Ortega  se presentaron hoy al fiscal de turno para denunciar al ginecólogo Sigifredo Gonzáles García quien en el área de Ginecología del Centro de Salud “Simón Bolívar” de Cajamarca les habría dado un diagnóstico de una “gestación anembronaria” y por tal razón les recomendó dos pastillas para asumir un legrado y expulsar “la bolsita” o en todo caso esperar un mes que sólo se expulsaría.

Grande fue la sorpresa de la pareja, cuando decidieron convencerse del diagnóstico en la clínica San Francisco siendo atendidos por el doctor Guillermo Sánchez Cabrera, quien les entregó una ecografía donde se podía apreciar el feto en el interior del útero y les reveló que se escucha sus latidos.

Indignados retornaron a reclamarle al médico Sigifredo Gonzáles García, quién – según manifiesta- les atendió de manera déspota.

“Casi matan  a nuestro bebé que está en camino”, dijo Miguel Angel Orellano Zevallos, al compartir su caso a nuestro portal de Sin Rodeos.

Wileiny Zadiana Corro Ortega tiene seis semanas de embarazo y junto a su pareja, que asumió la denuncia ante el fiscal de turno, esperan que las autoridades del sector salud y del Ministerio Público les hagan justicia y apliquen una severa sanción al profesional de ese centro de salud por haberles brindado un diagnóstico errado que pudieron asumir, eliminando a su hijo de manera negligente.

 







  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks