Local, Noticias — 14 junio, 2019 4:11 pm

Contadora del millonario desfalco reclama a sus tíos ante SUNAFIL el pago de sus utilidades

Publicado por

Asiste a sus diligencias protegida por el sacerdote Cáceda

Cajamarca. – Increíble, pero cierto.  Jackelin Vásquez, la contadora acusada de desfalcar más de 8 millones de soles a la empresa de su tía Flor Ruiz, solicitó ante el organismo de SUNAFIL, que se le pague las utilidades del año 2017.

La profesional que por estos días está en boca de todos los cajamarquinos por haber llevado a la ruina a sus tíos, pretende en la actualidad cobrarles más dinero. Lo extraño de todo es que para sus diligencias se hace acompañar del sacerdote Pedro Cáceda quien afronta también el peso de la indignación pública de los agraviados.

Funcionarios de SUNAFIL explicaron a “Sin Rodeos” que para este tipo de situaciones controversiales las denuncias de carácter penal, para nada anulan los derechos laborales de los trabajadores, por lo que ellos se limitan a amparar lo que concierne al cumplimiento de las obligaciones que les asiste a los empresarios.

Jackelin Vásques acude acompañada de cura Cáceda ante SUNAFIL.

El caso se encuentra en el Ministerio Público de Cajamarca, con una primera investigación archivada por un fiscal. Ya ha sido apelada la decisión y los agraviados esperan que con las pericias contables se revierta la decisión.

Jackelin es acusada de desaparecer como por arte de magia cerca de ocho millones de soles de la empresa de sus propios tíos. Desde el año 2007 de manera sistemática fue girándose a su favor y de terceros fondos de la empresa Max Slim, empresa dedicada a servicios de limpieza y lavandería.

Las explicaciones que siempre les dio a los propietarios, es que Max Slim trabajaba a pérdida y cada mes los balances eran negativos. Los afectados al comenzar a desconfiar contrataron a los primeros auditores que terminaron abandonando el trabajo, aparentemente coludidos con su sobrina.
luego con la ayuda del Contador Público Colegiado Ronald Martos, fue que al fin descubrieron el desfalco cuantioso.
Jakelin borraba los cheques que previamente le hacía firmar y le agregaba cifras exorbitantes para luego cobrarlas en el Banco Scotiabank.
Los afectados ahora bien asesorados con su nuevo contador y abogado que sigue su caso consideran que Jackelin habría contado también con la complicidad del sectorista del Scotiabank para poder retirar o transferir ese dinero que no les pertenecía a sus cuentas o a cuentas de terceros. Casi medio centenar de cheques que se han puesto en tela de juicio.







  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks