Local, Noticias — 30 abril, 2016

Contraloría sí ordenó denunciar el caso del Coliseo Multiusos

Por

coliseo

En acción de control detectó presupuestos adicionales, ampliaciones de plazo y otorgamiento de adelantos irregulares.

 

Cajamarca.- Tras detectar una serie de irregularidades en la ejecución de la obra del “Coliseo Multiusos”, la Contraloría General de la República determinó remitir un informe con los recaudos y evidencias documentales correspondientes, al órgano Instructor competente, para el procedimiento sancionador respecto de los funcionarios y servidores señalados en dicho informe.

Del mismo modo puso de conocimiento su informe a la Procuraduría Pública encargada de los asuntos judiciales para que inicie las acciones legales y al Pleno del Concejo Municipal para que adopten acuerdos y acciones en el marco de la Ley.

Las irregularidades encontradas se refieren a la aprobación de presupuestos adicionales, ampliaciones de plazo, así como para el otorgamiento de adelantos, según consta en el oficio 491-2016 del 17 de marzo del 2016 que el propio Contralor General de la República Fuad Khoury Zarzar le cursó al congresista Mesías Guevara Amasifuen quien le solicitaba explicaciones de acciones de control a la obra que 6 años después de iniciada y con más de 30 millones de soles invertidos no es entregada a la población cajamarquina.

Las observaciones encontradas en la mencionada obra constan en un informe de auditoría signada con el número 571-2015 comprendiendo el periodo primero de enero de 2010 al 31 de diciembre de 2013.

ADICIONALES ILEGALES

En la primera observación se detectó que funcionarios de la Municipalidad de Cajamarca aprobaron prestaciones adicionales de obra números 14 y 18, correspondientes al solaqueo de estructuras de concreto armado expuestos, y al izaje de estructuras metálicas que comprende a la armadura del techo del coliseo, habiendo desembolsado al contratista sumas de un millón 111 mil 651.59 de soles y 750 mil 58.20 de soles respectivamente.

Dichas prestaciones adicionales fueron pagadas por la Municipalidad, pese a que el costo de su ejecución correspondía ser asumido por el Contratista, puesto que el expediente técnico indicaba que se contrató bajo el sistema a «suma alzada».

Los auditores consideran que el contratista debió emplear métodos que garanticen la calidad de los trabajos, no debiendo haberse requerido un presupuesto adicional para trabajos de solaqueo para mejorar la apariencia; era su responsabilidad las subsanaciones por la presencia de defectos o irregularidades en la superficie del concreto expuesto, por lo que se ha transgredido el artículo 40 del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado.

INCUMPLIERON PLAZO

Contraloría también detectó que funcionarios conjuntamente con la Supervisión, intervinieron en el trámite de procedencia y aprobación del calendario de avance de obra que incluía la solicitudes de ampliación de plazos la cuales no se encontraban aprobadas, situaciones que generaron la inaplicación de penalidad por mora ante el retraso en la ejecución de la obra atribuible al contratista, transgrediéndose el artículo 41 de la Ley de Contrataciones del Estado; habiéndose ocasionado un perjuicio económico a la Municipalidad de 3 millones 928 mil  435.91 soles, correspondiente al monto de la penalidad no aplicada debido al retraso injustificado del contratista.

ADELANTO EXTRAORDINARIO

Finalmente el máximo organismo de Control del Estado detectó que se aprobó y otorgó adelanto extraordinario para ejecución de la Obra, el cual fue solicitado por el Contratista, fuera del plazo legalmente establecido, sin contar con sustento legal alguno por el importe de 4 millones de soles, contraviniendo lo dispuesto por el artículo 38 de la ley de contrataciones con el Estado.

 


    Comparte y dale me gusta:
    Facebook Twitter Delicious

    ¡Déjanos un comentario!

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.