Local, Noticias — 7 abril, 2019 12:49 pm

Dictan cadena perpetua a policía pedófilo

Publicado por

Se enamoró impropiamente de niña voleibolista que acudía a su puesto policial a practicar su deporte favorito.

 

Él es Yermar Alarcón Núñez, nada menos que un joven sub oficial de la Policía Nacional, tenía bajo su responsabilidad el control de ingreso de un grupo de niñas que acudían diariamente a entrenar en la cancha de la comisaría de Chota.
Fue este mismo guardián del orden y defensor de la ley que se enamoró impropiamente de una de ellas cuando apenas tenía 12 años y le practicó hasta en tres oportunidades el acto sexual. El Poder Judicial de Cajamarca le acaba de dictar la cadena perpetua y, además, le ha impuesto una reparación civil de diez mil soles

EL CASO

Está probado en el juicio que sostuvo hasta en tres ocasiones el acto sexual con la agraviada de 12 años de edad, aun cuando fuera bajo su consentimiento, la norma penal es tajante debido a que no se requiere el uso de la fuerza sino la desventaja en la edad con quién se sostiene relaciones sexuales.

A su víctima la conoció porque ella y otras menores, asistían a la Comisaría Sectorial de Chota a practicar vóley. Por esta circunstancia, el sentenciado le pidió a la niña su DNI para dejarle ingresar junto con otras niñas, a la cancha deportiva ubicada en el interior del local policial.

Se indica en la acusación fiscal, que el hecho de solicitarle su documento de identidad y preguntarle su edad, demostró que el sentenciado suboficial PNP supo que ella tuvo 12 años, antes de tener relaciones sexuales con ella por primera vez, lo cual no podría atenuar su responsabilidad.

Fue en setiembre del 2018, en la habitación que él alquilaba en la ciudad de Chota, donde sostuvo el primer acto sexual y luego dos veces más, según la víctima detalla cómo accedió con el efectivo policial, al tercer piso del inmueble en donde está la habitación alquilada, los ambientes que la componen y la forma de asegurar -por dentro- la puerta.

El suboficial PNP Alarcón Núñez mantuvo comunicación con la niña de 12 años de edad a través de su cuenta de Facebook Messenger, acordando encontrarse con ella en su habitación. En esta cuenta de red social, el sentenciado tenía entre su lista de amigos a otras niñas, una de las cuales es amiga de la agraviada y declaró que el sentenciado era su vecino, pero también era el encargado de la puerta en la Comisaría Sectorial de Chota, indicando además que era amigo de todas las niñas que como ella y la agraviada, asistían los sábados a esa comisaría a jugar vóley e incluso, a veces les invitaba chocolates.

La Fiscal provincial Darinka Mylady Lossio Rodríguez, expuso fotografías del interior de la habitación del sentenciado, que coinciden con la descripción hecha por la niña.

LA DEFENSA DEL POLICÍA

El abogado defensor del suboficial PNP Yodmar Alarcón Núñez, sostiene en juicio que su patrocinado no estuvo en Chota en las fechas en que se produjeron las relaciones sexuales en su habitación alquilada, sino en la comisaría rural de Chimbán, donde había sido destacado provisionalmente; y además, que su cuenta de Facebook había sido hackeada, sin embargo la fiscal se encargó de desvirtuar esta tesis.

JUECES

El Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de Cajamarca condenó, por unanimidad, al suboficial PNP Yodmar Alarcón Núñez. Los jueces Mario Abanto Quevedo, Enver Ramos Tenorio y Omar Suárez Lipa impusieron en la sentencia de cadena perpetua, además, el pago de diez mil soles por reparación civil y el tratamiento terapéutico al sentenciado, a cargo del Instituto Nacional Penitenciario.

 







  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks

daycares.co