Noticias, Política — 27 enero, 2022

Fiscal Sandra Bringas denuncia a alcaldes por desatender a personas con discapacidad

Por

Municipios habrían incumplido con destinar presupuesto para las OMAPEDS.
Cajamarca.- La fiscal provincial Sandra Maribel Bringas Flores, denunció penalmente a Jorge Sindulfo Lozano Mejía, Alcalde de la Municipalidad Distrital de Llacanora y a Juan Eleuterio Lobato Yarango, Alcalde de la Municipalidad Distrital de Namora, porque los gobiernos locales a su cargo no han cumplido con implementar en su estructura orgánica una Oficina Municipal de Atención a las Personas con Discapacidad (OMAPED) y asignar los recursos necesarios para su adecuado funcionamiento.
Esta omisión fue advertida durante el procedimiento preventivo generado por la Fiscalía en contra de 9 alcaldes de nuestra provincia, pues pese a la existencia del mandato expreso de la Ley N°31084- Ley que aprueba el Presupuesto para el Sector Público para el año fiscal 2021, para que las municipalidades cumplan con la ejecución del 1% en la materia de discapacidad.
La fiscal señaló que las autoridades ediles, no solo habrían podido incurrir en el presunto delito de Omisión, Rehusamiento o Retardo de Actos Funcionales, sino en otros delitos como discriminación y afectación de derechos fundamentales de las personas con discapacidad.
La fiscalía también exhortó al Alcalde de la Municipalidad Provincial de Cajamarca, Andrés Villar Narro y los alcaldes distritales de Chetilla, Jesús, Llacanora, Baños del Inca, Namora y San Juan; así como a sus gerentes municipales para que actúen diligentemente y de manera oportuna, disponiendo que en el más breve plazo actualicen sus documentos de gestión y procedan a la actualización inmediata de la Ordenanza Municipal relacionada con la creación de la Implementación de la Oficina Regional de Atención a las Personas con Discapacidad – OMAPED.


    Comparte y dale me gusta:
    Facebook Twitter Delicious

    ¡Déjanos un comentario!

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.