Espectaculos, Local, Noticias — 22 enero, 2019 5:07 pm

“No se ama lo que no se conoce”

Publicado por

El carnavalero Juan Jave Huangal, conversó con Sin Rodeos sobre su eterna pasión por la fiesta tradicional de Cajamarca.

Freddy Chancafe (ENTREVISTA)

Tengo 92 años, vivo en el barrio San Pedro, mi primer recuerdo del carnaval de Cajamarca debió ser en el vientre de mi madre, porque era una gran carnavalera. La fiesta del carnaval es parte de nuestro patrimonio cultural artístico. Tengo una frase que siempre la llevo por donde voy “No se ama lo que no se conoce”.

En la sala de su casa hace un repaso por sus fotografías de diferentes épocas. Hay una especial selección de fotos que las bautizado como “La Metamorfosis del Sapo” donde combina las fotografías de la parte seria y jocosa, dos momentos de su peculiar vida paralela a la “Fiesta Más Alegre del Perú”, así decretada por la ley 27667.

Don Juan Jave ha hecho de su casa todo un museo, lleno de fotos y objetos que plasma un mundo de eterna alegría, apenas una referencia de la fiesta tradicional de los cajamarquinos. Con su hospitalaria bienvenida que nos da en la puerta de casa de la primera cuadra del jirón Junín en el breve tiempo que nos instalamos se respira puro sentimiento carnavalero.

—¿Qué significa el carnaval para usted?
El carnaval es una fiesta alegre que socializa, que inhibe todos los sentimientos malos, es una fiesta de mucha alegría, diversión y jolgorio, donde todo el mundo se prepara para agradar a los que nos visitan.

En el patio de su casa el profesor canta una de las tantas coplas picarescas que le viene a la memoria:

“Hay amito San Pedrito/ Castígame de una vez/ Mándame una quinceñera/ pa’ pasar toda mi vejez”

Vamos a una de las gigantografías donde disfruta del típico caldo verde y podemos divisar la extinta y famosa botella de la chicha “El Capri”

  • Me demoré dos años buscando el envase Capri, hasta que lo encontré en Pariamarca, nos confiesa sujetado en el famoso calabazo, otro de los antiguos recipientes del néctar tradicional que acompaña la fiesta bien cantada con abundante bebida.

Con el caldo verde y su chicha envasada en “El Capri”

¿Cuál es su primer recuerdo del carnaval?

– Yo creo que fue en el vientre de mi madre, porque ella fue muy carnavalera. Recuerdo que el carnaval se jugaba en las acequias del desagüe, del pileo se soltaba agua de la parte alta y ella (su madre) se cogía de las malas partes de los que la quería mojar.

“Metamorfosis del Sapo”

En la exposición de gráficas, el profesor Juan Jave conserva una cartelera de películas andinas en las que ha participado como actor, tal es el caso de “Los Perros Hambrientos”, con la Asociación de Artistas Aficionados, allá por el año 1,977.

En una llamativa parte de la sala, efectivamente está la sección que él llama “Metamorfosis del Sapo” donde combina la parte seria y jocosa de su historia, ahí aparece su primera hija, su esposa y su última nieta, fotos de sus 8, 17, 36 años que le ayudan a podernos contar por cada foto, una anécdota.

El recorrido concluye con espacio destinado para la proyección de la dinastía de los Jave. Ahí está graficado el patriarca con sus herederos, sus bisnietos. Se detiene en la foto de sus padres y nos cuenta:

En esa foto están almorzando, yo le digo a mi mamá: Te invitaré un traguito y me responde: Estoy tomando mis pastillas; y mi padre añade: ¡anticonceptivas!

La sala muestra también algunas de tantas diplomas como el de la Cámara Regional de Turismo, que ha significado reconocimientos y honores otorgadas a este personaje de nuestro carnaval, toda una enciclopedia viviente con quien da gusto escuchar de su voz, cada momento del carnaval de antaño.

“Mi hijo que vive en Pasco me ha recomendado hacer una casa para los recuerdos, porque ya no hay sitio…”

Antes de despedirnos, don Juan nos hace una formal invitación para la fiesta del Ingreso del Ño Carnavalón que concluye en su casa con el famoso “sancochado” y nos entrega el manuscrito de la copla que hay que aprenderse para la ocasión:

“Qué rico que está el puchero/ la chicha sabe a jarabe/ Todos estamos contentos/en la casa de Juan Jave”

De su puño y letra

Añade:

El carnaval es parte de nuestro patrimonio cultural artístico, porque está formado por un conjunto variado de tradiciones, música, danza coplas, fiestas, vestimentas, comidas etc. que representa el elemento vivo de nuestro patrimonio y que nos da personalidad frente a otros pueblos.

La alegría del carnaval de ninguna manera debe conducir a la maldad.

Remata con copla:

“Yo tenía una chinita/ que se llamaba María/ Pelar papas no sabía, pelar yucas si podía”

Tenemos que volver a la casa de don Juan Jave.







  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks

daycares.co