Local, Noticias — 11 agosto, 2022

Padre Pedro Terán: Planta de oxigeno no puede estar prendida cuando no se necesita

Por

Tras visita al Hospital Simón Bolívar se pudo comprobar operatividad y el desarrollo de trabajo de mantenimiento que ha mejorado la calidad del oxígeno.
Un grupo de representantes de Cajamarca Respira a la cabeza del sacerdote Pedro Terán visitaron las instalaciones del Hospital Simón Bolívar a fin de verificar su operatividad, corroborándose que gracias a los mantenimientos hechos por la Red Integrada de Salud Cajamarca se ha logrado mejorar la calidad del oxígeno y que está lista cuando se la necesite. Terán fue claro al señalar que un equipo de este tipo, no puede estar prendido cuando por ahora no se lo necesita.
“Hemos hecho esta visita y hemos podido corroborar que la planta está operativa, e incluso la calidad ha mejorado, gracias a Dios no se tiene una alta demanda, y se cuenta con el compromiso de la RIS Cajamarca de continuar trabajando en conjunto, para atender la demanda cuando se la requiera” manifestó el párroco.
La RIS Cajamarca ha desarrollado desde el año pasado los mantenimientos y trabajos correctivos respectivos que incluso ha mejorado la calidad del oxígeno que se emite, garantizando la atención ante una posible demanda. Es importante mencionar que la planta de oxígeno de Cajamarca Respira, permitió atender -en la fase crítica de la pandemia- con este medicamento, para el Hospital Simón Bolívar, así como a la población, logrando salvar muchas vidas.
El representante de Cajamarca Respira señaló que gracias a las vacunas se ha logrado disminuir la necesidad de oxígeno, pero si alertó a la población que el requerimiento se debe hacer bajo ciertos requisitos establecidos por el mismo colectivo que incluye, entre otras cosas, la receta del médico que atiende a la persona contagiada.


    Comparte y dale me gusta:
    Facebook Twitter Delicious

    ¡Déjanos un comentario!

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.