Nacional, Noticias — 19 mayo, 2020 7:19 pm

Sandra Paico, la abogada cajamarquina que hace historia en Lima por su solidaridad

Publicado por

Formó una comunidad de más de 60 personas denominada “Por Una Cuarentena Sin Hambre”

Comprometida con la vida de los más necesitados, la cajamarquina Sandra Paico hace noticia en Lima por su solidaridad con los más necesitados durante la mortal pandemia del coronavirus.

Abordada por los medios capitalinos, la noticia de su altruismo ya llegó a Cajamarca sobre su buen proceder. La televisión nacional y algunos diarios dan cuenta de su acción de auxilio de la joven cajamarquina de 27 años quien decidió estudiar derecho en la Universidad de San Marcos dejando atrás su querida provincia de San Ignacio.

La joven abogada dice que cuando escuchó el decreto de emergencia lo primero qué pensó fue en aquellos indigentes que dormían en la calle o que pedían comida en los restaurantes.

“Recordé a la gente que duerme en la calle en la avenida Nicolás de Piérola y pensé: ahora que van a cerrar todo no tendrán dónde ir a pedir comida”, dice Sandra.

Fue así que decidió llamar a quienes fueron sus compañeros en la universidad San Marcos. Convocó a sus compañeros de trabajo del Ministerio Público y formó una comunidad de 60 personas unidas por un grupo de Whatsapp. Cada uno aportaba lo que podía a los más necesitados.

“Primero fueron tres platos de comida y terminamos preparando 30 almuerzos diarios que se repartían con los más ancianos”, comenta Sandra, también creó una página en Facebook con el nombre: “Por una cuarentena sin hambre”. A través de esta red social también empezaron a llegar las donaciones y tuvo que abrir una cuenta bancaria para que la gente pueda donar.

“Gracias a las donaciones hemos logrado distribuir canastas de alimentos por un valor de 50 soles con lentejas, arroz, fideos, atún y otros productos” señala Sandra.

Las distribuyen a zonas donde las personas todavía no pueden cobrar el bono solidario y donde los alcaldes no son capaces de entregar alimentos. Estamos hablando de gente sin trabajo, enfermos crónicos y vendedores ambulantes que se ven beneficiados con esta iniciativa ciudadana.

Y es que Sandra Paico proviene de una familia humilde y conoce lo que es pasar hambre. Cuando llegó a Lima para prepararse y así ingresar a la Universidad San Marcos, tuvo que -a veces- contentarse con una comida por día.

Cuenta que debido a la ausencia de restaurantes abiertos por el Centro de Lima, por donde reside, tuvo que cocinar para ella. Cuando salió a hacer compras, se percató de que había indigentes que no tenían qué comer. Empezó por compartir su comida con algunos residentes de la calle, pero las raciones eran insuficientes. Por eso se animó a hacer público lo que estaba pasando y allí empezó a llegar la ayuda.

Paico y sus amigos iniciaron cocinando para varios indigentes de Cercado de Lima y terminaron llevando víveres a moradores de distritos como San Juan de la Lurigancho, Comas, Ancón y otros.

Admite que el apoyo se intensificó gracias a la emisión del reportaje que le hicieron para el programa de Magaly Medina y que hemos compartido también en nuestra red social de Sin Rodeos.







  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks