Nota de Prensa — 8 febrero, 2022

Vacunación en comunidad awajún

Por

Apu de comunidad indígena fue una de las primeras personas en inmunizarse en campaña realizada en Naranjos.

Luego de un inicial periodo de rechazo al proceso de vacunación contra Covid-19, los pobladores de la comunidad awajún del distrito San José de Lourdes en la provincia de San Ignacio decidieron inmunizarse y protegerse después de una visita de sensibilización sobre la importancia de esta estrategia sanitaria.
El líder de esta comunidad que comprende 9 anexos, el apu Román Jempekit Petsá, fue una de las primeras personas en hacerlo gracias a una campaña de vacunación impulsada por la Diresa y la Red de Salud San Ignacio con el apoyo de USAID y Prisma que llegó hasta el centro poblado Naranjos.
“En reunión hemos acordado que van a haber vacunación. A mí me dijeron que el apu primero se vacune… yo ya me vacuné, ahora estoy bien, tranquilo; después comuneros se van a vacunar”, afirmó el líder awajún.
Autoridades de la Red de Salud San Ignacio y de la Diresa informaron que hasta el momento son más de 390 las personas mayores de 18 años, adolescentes y niños de entre 5 y 11 años de la comunidad awajún que ya se encuentran inmunizadas.
La comunidad awajún está integrada por aproximadamente mil habitantes que viven en zonas dispersas y se dedican a la pesca, ganadería, el cultivo de café, cacao, ganado, yuca y plátano.
En otro momento, el líder Jempekit Petsá agradeció el apoyo brindado por el personal de salud de San Ignacio durante los meses más críticos de la pandemia. “Estábamos con gripe, todos han caído; nos dieron medicina pero ya estamos tranquilos”, finalizó.
Cabe indicar que esta comunidad es una de las más alejadas de Cajamarca ubicada a tres horas de la ciudad de San Ignacio, al norte de nuestra región.


    Comparte y dale me gusta:
    Facebook Twitter Delicious

    ¡Déjanos un comentario!

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.