Local, Noticias — 8 noviembre, 2018 5:09 pm

Policía traslada a detenido vinculado al caso de Vanessa Pereyra

Publicado por

Ex esposo de la empresaria desaparecida también habría sido detenido en la ciudad de Lima.

Cajamarca. – Bajo estrictas medidas de seguridad la Policía de Cajamarca ha trasladado esta tarde al detenido y sospechoso de la desaparición de la joven empresaria cajamarquina Vanessa Pereyra.

Se trata de Edward Campos Lujan, quien portaba un chaleco anti balas y fue sacado de la dependencia de la DIVINCRI para las respectivas diligencias de las investigaciones que se hacen para dar con el paradero de la desaparecida empresaria.

También se ha conocido de la detención de Merce Copncepción Sotomayor de 51 años, el ex esposo de Vanessa Pereyra. Su detención se dio en el sector 3 de Villa El Salvador, en la ciudad de Lima.

Todo parece indicar que se trataría de un plan con autor intelectual y material para acabar con la vida de Vanessa Pereyra; sin embargo, los familiares no pierden las esperanzas de que la empresaria aparezca con vida.

¿SUICIDIO O ATENTADO?

El caso se ha visto complicado hoy con la extraña muerte de Segundo Huaman Fernández de 30 años quien habría sido uno de los testigos claves para dar con el paradero de la joven empresaria desaparecida el 13 de octubre.

Segundo Huamán se habría presentado ayer a brindar información sobre el caso y en la noche fue liberado; sin embargo, policías vestidos de civiles, tenían rodeado su vivienda, hasta que hoy se supo de un disparo que acabó con su vida. Peritos médicos descartarán si se trató de un suicidio o un atentado.

VIDEOS

Videos confidenciales que manejaba la policía especializada que investiga el caso, sobre los últimos movimientos que hizo Vanessa Pereyra en el alquiler de una camioneta en el distrito de Baños del Inca se filtraron a la prensa local en las últimas horas.







  • Compartir Noticia

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious

Dejar un comentario

— Necesario *

— Necesario *

— Necesario *

 

ADVERTENCIA!. Aquí promovemos una opinión pública constructiva y responsable, y censuramos todo lenguaje que atente contra la moral, las leyes y la buena costumbre; por ello rogamos no utilizar un mensaje violento, amenazante, instigador, insultante, difamatorio, calumnioso, injurioso, falso y discriminatorio.

Trackbacks